fbpx

DESDE EL OLIMPO

Publicado por movimie4 en

“Si buscas resultados diferentes, no hagas siempre lo mismo”, Albert Einstein.

Hace varios meses que intentaba escribir algo referente a la coyuntura, social, político, cultural, comunitaria o familiar.

Tenía muchos temas y mucha ansiedad de escribir y resulta que justo conocí por casualidad a una Asistente Social que trabaja en la Penitenciaría y le conté que ubicaba a una persona que trabajaba en el edificio institucional de Gendarmería y me dijo “¡¡si ellos trabajan en el olimpo!!”, ¿Cómo es eso?, le pregunté. Entonces me dice que como ellos no están en el área operativa, no están donde las papas queman, no están en el lugar de la función fundamental de Gendarmería y solo definen políticas a partir del desconocimiento y la subyugación a los administradores del Estado de turno. Por esta razón, es que ella consideraba, que las personas privadas de libertad que lograban reinsertarse en la sociedad son total y exclusivamente mérito propio, ni la institución, ni el Gobierno, ni la comunidad, ni el Estado ni nadie le tendió una mano para superar la condición de reo de la cual logró salir, por lo cual si miramos desde el Olimpo los resultados son absolutamente negativos y desastrosos, porque siempre serán los mismos resultados, ya que hacemos siempre lo mismo.

Otra forma de abordarlo es planteando, si con este nivel de pensamiento llegamos a esta crisis, como cresta saldremos de esta crisis con el mismo nivel de pensamiento, o sea, no saldremos la ahondares y será iterativa.

En esos momentos de una honda y reiterada crisis, es cuando nos preguntamos, ¿Por qué razón motivo o circunstancia nos encontramos en esta situación y como salir de esta catastrófico momento de la vida? Aquí es cuando podemos decir que la crisis social, política, cultural y económica, que arrastramos desde hace más de 100 años en el país y que de tanto en tanto hace erupción cada cierto tiempo, como sucedió el viernes 18 de octubre de 2019, es la expresión de una iteración recurrente y constante en la vida de esta joven nación.

¿Por qué tenemos esta situación de constantes estallidos sociales?, los invito a visitar a “San Google” y repasar los distintos momentos de crisis, para no entrar a detallar situaciones históricas y comentarlas. Respondiendo el cuestionamiento, se debe esencialmente a que hacemos más de lo mismo, con el mismo nivel de pensamiento con el cual llegamos a producir y reproducir las crisis, con ese mismo nivel de pensamiento hacemos los esfuerzos para salir de las crisis. Lo deseo explicar en primera persona, cuando era un adolescente idealista y comprometido ingrese a las JJCC, recuerdo la primera reunión, con un dirigente nacional de la organización, un joven de 40 años que nos planteó que nosotros debíamos tener tres objetivos fundamentales en la vida militante; uno estudiar, dos estudiar y tres estudiar, porque nuestra misión era ser un cuadro político, la vanguardia y el conductor de las masas para liberarlas de la opresión, pero aprendí que siempre íbamos atrás, los jóvenes, las mujeres y los adolescentes de las poblaciones eran la fuerza que enfrentaba a la dictadura más cruel, psicópata y asesina en la historia y nosotros sacábamos redito político.

En particular siento que fui formado como un líder o dirigente o cuadro político, que tiene la misión de ser un capataz o hegemónico o un dinosaurio o un gorila o un alumbrao, pero cuales son las características de este tipo de líder o cuadro o dirigente político, en primer orden, su formación, se basa en las Ciencias de las Masas creada por Gustav Le Bon, quien ve el levantamiento de las masas en Europa, las investiga estableciendo algunos elementos que caracterizan los movimientos de masas como la impulsividad; la ausencia de perseverancia; influenciable y crédula; voluble; intolerante; exaltada. En la masa predomina una falsa ilusión sobre lo real.

Por otro lado, la masa no existe sin un líder, que tiene las siguientes cualidades; una fuerte personalidad, una creencia inmutable, una conducción ruda y una voluntad poderosa, o sea un LIDER CAPATAZ o HEGEMÓNICO o JURÁSICO o GORILA o ALUMBRAO a los cuales la masa se siente atraída por el “prestigio”, pero cuando por esas cosas de la vida el LIDER pierde ese “prestigio”, todo se va a la cresta ya que el “prestigio” no lo tiene cualquiera y la masa se deja hipnotizar por ese LIDER decadente.

Mencionaré dos situaciones, el primero de nivel de una persona me refiero al Señor Ricardo Lagos Escobar, el Presidente de Chile al cual lo bauticé como el mejor gobierno de derecha de los últimos 100 años, eso lo dije en Octubre de 1999 y me despidieron donde estaba trabajando, la Municipalidad de El Bosque. Por otro lado, en el ámbito institucional, está la Iglesia Católica en Chile, son ejemplos, ustedes reflexiones y hagan sus interpretaciones.

En cuanto a las características del LIDER CAPATAZ o HEGEMÓNICO o JURÁSICO o GORILA o ALUMBRAO, me veo en la necesidad de extrapolar una experiencia de los años 80 realizada por Warren Bennis, uno de los Consultores en los programas de Liderazgo, quien comienza a preguntar a los trabajadores de diversas Empresas, con las cuales tenia procesos de consultorías, ¿cuál es el potencial que despliegan en su trabajo? El promedio de respuesta obtenidas fue entre un 30% a 40%. Pero además preguntaba, ¿Cuál es el principal obstáculo que los trabajadores veían para desplegar todo su potencial? La respuesta que más se repetía era: “mi jefe”

Pero esta particular situación, no era solamente en las empresas o compañías, en todo el mundo, pero además en todo tipo de organización ya sean familiares, comunitarias, corporativas, educacionales, estatales, partidarias y gubernamentales. Como lo plantea el Doctor en filosofía Rafael Echeverría, el modelo de gestión que se mantiene imperturbable y en su apogeo en el siglo XX, está anticuado, desusado y obsoleto. Esto según la contribución de Frederick Taylor quien habla de la figura de autoridad del “gerente capataz” o del “opresor” contribución de Paulo Freire, durante su exilio en Chile en los años 60 y siendo parte de la reforma agraria promulgada durante el gobierno de Don Jorge Alessandri Rodríguez.

Este modelo de gestión, con el LIDER HEGEMÓNICO que necesita ser articulador y controlador de los procesos sociales y políticos tiene la habilidad de hacer un buen uso de la emocionalidad del miedo, con la finalidad de obtener beneficios propios o el grupo de poder que se ostenta en los partidos políticos (¿alguna vez han oído eso de todos contra la derecha?, eso es una arenga que se basa en el miedo, pero que la ciudadanía dos veces la ha desconsiderado por falsa, banal y antojadiza).

Aquí es necesario, después de tanta crítica del tipo de líder o dirigente que somos y que hemos venido arrastrando desde el año 1925 hasta hoy, hacer la antítesis o la conjetura o el giro copernicano, para plantear una posibilidad que nos pueda dar otra vez sentido a nuestras vidas. Por eso creemos que hoy, quien lidera las organizaciones, necesita establecer una relación que sea basada en la confianza y en el desarrollo de habilidades o competencias genéricas conversacionales. Es necesario superar el legado de Sócrates, quien tomo la decisión de continuar la herencia de Parménides, quien establece que “el ser es único, fijo, eterno e inmutable”. Para lo cual deja de lado a Heráclito quien “fundamenta la existencia humana en el cambio incesante. El ente deviene y todo se transforma en un proceso de continuo nacimiento y destrucción al que nada escapa”

Como nos gusta ponerle nombre a todo, hablaré del LIDER LIBERTARIO, quien debe desarrollar las habilidades o competencias genéricas conversacionales, este concepto tiene una importancia creciente en el debate organizacional. En general, establecemos las competencias técnicas, como una base predominante, para valorar al ser humano. Sin embargo, en los últimos años, se pone mayor énfasis en las competencias genéricas, ya que las competencias técnicas sufren la obsolescencia y no responden a la esencia de la vida humana, la necesidad de ser felices y la búsqueda interminable de la sabiduría. Por lo cual creemos, que este puede ser un camino con los cuales el LIDER LIBERTARIO, será capaz de generar muy altos resultados, por el carácter que este tipo de competencias tiene, algunas de estas competencias son:

  • Capacidad para emitir juicios fundados a partir de los cuales toman decisiones, resuelven conflictos o situaciones críticas en su entorno. Plantemos que un gerente que no sepa fundar los juicios por los cuales define sus diferentes campos de acción, se encontrará en problemas, puesto que “no existen problemas sin solución, sino que solo existen problemas mal planteados”.
  • Desenvolverse con impecabilidad cuando establecemos compromisos con otros.
  • Capacidad de crear espacios emocionales expansivos, motivacionales, inspiradores.
  • Competencias para aprender a aprender, estar siempre en la actitud del aprendiz.
  • Capacidad de decir las cosas que siento y que normalmente no las digo. El impacto que tienen las cosas que se callan en la vida, y que la gente no se atreve a abordarlas a veces es inmenso. Una persona que logra aprehender las competencias genéricas para afrontarlas con la emocionalidad apropiada y el fundamento de juicios apropiados puede generar nuevas posibilidades en la organización y abrir nuevos horizontes para la expansión.

Sin ninguna intención de ser un metafísico, absolutista, dogmático, capataz, hegemónico, alumbrao, gorila o jurásico, solo es con la intención de aportar a salir de esta era que termina y comienza otra con las herramientas y competencias que nos pueden abrir nuevos caminos ser más expansivos y aportar al desarrollo humano, siento que el dejar de hacer lo mismo desde 1930 a la fecha, en el plano social, político y personal nos puede dar mejores posibilidades de lograr la felicidad y la ansiada sabiduría, porque para salir de esta crisis de legitimidad y representatividad no bastan los cálculos políticos o la demagogia efectista, es necesario que debe desaparecer el LIDER HEGEMÓNICO y debe ir desarrollándose con todo el devenir con todo el cambio un nuevo tipo de líder LIBERTARIO, centrado en las competencias genéricas y el amor.

Fernando Vilches Céspedes
Coach Neuro Ontológico

Categorías: columnas

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.