fbpx

La delincuencia y el temor: ¡Apaguemos la tele!

Publicado por movimie4 en

Por Anabella Ballesteros, Encargada de Comunicaciones del Movimiento Somos

Vivimos en un mundo donde el morbo y la delincuencia se han tomado las pantallas, y a su vez se ve reflejado en las redes sociales, donde con un solo clic estamos compartiendo este contenido con miles de personas. Estas acciones tan inconscientes conllevan consecuencias que seguramente ninguno de ustedes se ha puesto a analizar.

A diario observamos asaltos, violaciones, asesinatos ¿Pero se han puesto a pensar que pueden ser casos aislados que la televisión e internet te acercan para intimidarte, para hacerte creer lo muy inseguro que te encuentras con la autoridad de turno?  También es la forma de venderte cada vez medidas de seguridad que muchas veces no sirven más que para vivir encerrada, encerrada pero en tu propia mente. Nadie dice que no hay delincuencia pero cuál es su dimensión realmente o vivimos con inseguridad psicológica causada por los medios.

“El temor no es exactamente una percepción respecto de estímulos provenientes del ambiente, sino una reacción a la percepción del ambiente. Es, por lo tanto, un proceso cognitivo o una evaluación de la información percibida de acuerdo a ciertos parámetros y estereotipos culturales”

“Los factores comunicacionales que van desde la influencia de los medios de comunicación en la percepción de la realidad (o mejor dicho, la influencia que los contenidos de los medios tienen en las imágenes de la realidad), hasta las conversaciones cotidianas con personas o grupos de personas cercanas, muchas veces también influenciadas por los contenidos de los medios de comunicación. Ambos niveles colaboran en la construcción de la “percepción de realidad”.

Transcribo estas citas para mostrar la realidad que se vive a diario en América Latina. Vivimos con miedo y nos olvidamos de vivir.  El temor se ha apoderado de nuestras mentes siendo este el tema de conversación en el transporte público, en el barrio, etc., convirtiéndose en una bola de nieve que va creciendo.

La delincuencia en varios casos es una percepción psicológica y subjetiva causada por las noticias y contenidos que consumimos a diario. Sus efectos se ven reflejados en la ciudadanía a través del encierro, aislamiento, adquisición de diversos elementos de seguridad (alarmas, armas, rejas); desconfianza hacia las demás personas además conlleva el tener una menor calidad de vida (por el aislamiento y cambios en las pautas de conducta) y por tanto, un vínculo social deteriorado (por la pérdida de confianza en los otros).  Esto se concluye debido a que los índices oficiales  no coinciden con la percepción de inseguridad de la ciudadanía.

Los medios nos imponen que pensar y cómo actuar, han dejado de lado la ética y su principal fin informar por desinformar. Van detrás de sus propios objetivos comunicando sus propias visiones personales, ideologías e intereses corporativos.

¡Apaguemos la tele!


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.